Modding realizado sobre una Super Nintendo

Hola compañeros, supongo que como muchos de vosotros ya sabréis, desde hace algunos años a esta parte se ha ido poniendo de moda algo conocido como el modding sobre consolas. Esta moda consiste, como muy bien se puede deducir de la palabra, en modificar una consola y hacerla diferente al resto (sí, esta moda tan llamativa del tunning de coches a traspasado fronteras hasta llegar al mundo de las consolas). Ahora bien, el modding puede afectar tanto al software de la consola, haciendo que una consola PAL pueda correr juegos de región NTSC, o bien, sólo estéticamente. En este caso, el modding que he realizado afecta tanto al interior como al exterior. Os presento la Super Nintendo Smaaaash !!!

Pues bien, aprovechando esta expresión tan de la casa Nintendo, y ya que como base del modding he decidido utilizar una Supernes, he llegado a la conclusión de utilizarla para meter un nombre más llamativo y guapo y así paso darle un toque más personalizado aún: Super Nintendo Smaaaash !!! Mola mucho, no os parece? Personalmente me encanta y así espero que os guste a vosotros también. Bien, y aparte del nombre tan chulo que le he metido, que tiene esta Super Nintendo que la hace diferente al resto? Os explico: normalmente, cuando la gente hace un modding a una consola y se decide a tocar la parte del software, como he dicho más arriba, lo que se hace por norma general es quitar la restricción de región y también el formato de pantalla, pasando de PAL a NTSC. ¿Que se consigue con esto? Fácil: esto permite a tu consola retro que pueda correr cualquier juego sea de la parte del mundo que sea, independientemente de que tu consola originariamente fuera PAL y, al mismo tiempo, que la imagen que sale en la pantalla de tu televisor sea completa (sin las molestas franjas negras de arriba y de abajo de las versiones PAL) y que el juego sea entre un 15 y un 20% más rápido, tal como eran originalmente los juegos en formato NTSC y que en aquellos años, incomprensiblemente, nos vetaron a los europeos . ¿Y es esto lo que le he hecho a esta Super Nintendo? No. Con ese mod ya tengo otra Supernes y una Mega Drive :). En este caso, he ido un poco más allá y me he decidido convertir esta Supernes en un fabuloso centro de juegos retro en el que se puede jugar a prácticamente todos los sistemas de los ’90 y parte de los ’80: Super Nintendo, Nintendo , Mega Drive, Master System, Game Boy, Game Boy Advance, Mame, Turbografx, Game Gear, Atari 2600 … ¿os he puesto los dientes largos? Jajajajaja, espero que sí. Y algunos os preguntaréis: ¿y que a hecho el tío éste para que la Super Nintendo sea una máquina capaz de emular todos aquellos sistemas? Muchos sin duda ya lo sabréis o os lo imaginaréis, pero seguro que más de uno no tiene ni idea: le he instalado una Raspberry 2, los nuevos mini ordenadores que están pegando fuerte en el mundo de la informática y la electrónica. No diré nada más porque este no es el lugar, pero sí dejar claro que se puede utilizar este aparato electrónico para convertirlo en un sistema de videojuegos retro, y que gracias a su tamaño tan reducido, se puede instalar en infinidad de lugares. Ahí tienes el por qué es diferente esta Super Nintendo. Se la Super Nintendo Smaaaash !!!

¿Una potente Super Nintendo capaz de hacer correr todos los juegos de los sistemas clásicos más famosos de los ’80 y ’90? Interesante, ¿no? Sí. Y mucho. El simple hecho de poder jugar desde una “supuesta” Super Nintendo a todos aquellos sistemas en 2D es toda una delicia y todos aquellos amantes de los juegos retro disfrutarán como niños rememorando todos aquellos clásicos desde una misma consola. No me negaréis que la imagen de ver una Super Nintendo enchufada en la tele y que en ella aparezcan juegos como el Sonic 3, Streets of Rage o el Comix Zone, juegos de su eterna rival la Mega Drive, es un “¡chúpate esa!” Y ya ni hablamos de si lo que ves en pantalla son juegos de algo tan superior como los videojuegos de las máquinas arcade: juegos de la talla de The King of Fighters, Neo Turf Masters, X-Men vs Street Fighter, Metal Slug o Street Fighter 3, entre muchísimos más, saliendo de una Super Nintendo es toda una pasada. Porque de todos es sabido: estos juegos eran imposibles de igualar por una 16 Bits. Por muy bien hecha que se quedara una conversión de uno de estos juegos, de arcade a una 16 Bits, siempre siempre era inferior en todo. Y la verdad es que parece mentira, pero la sensación es única. ¿La Supernes era capaz de hacer correr estos juegos? Es evidente que no. Pero después de reemplazar los órganos originales y vitaminarla con la Raspberry la he convertido en el Super Cerebro de la Bestia hahahahaha. Y lo mejor de todo: ¡os la podéis montar vosotros mismos en casa tal cual lo he hecho yo! ¿Es o no es para dar saltos de alegría?

Ya hacía tiempo que tenía la idea rondándome por la cabeza, no dejándome en paz, y al final me decidí: voy a hacerla (esto o no descansaria nunca claro). Nunca había hecho un modding de este tipo ni había decorado o pintado una consola, por lo que ha sido totalmente nuevo para mí emprender este trabajo; pero lo tenía que hacer. Y realmente creo que el resultado final ha sido mejor de lo que me esperaba. Muchísimo más, sin duda. ¿Os interesa que os explique un poco los pasos que he seguido? ¿Hacemos un poco el rollo “Bricomanía”? ¿Sí? Pues bien, vamos allá. Os lo detallaré en dos secciones: la parte interna y la parte externa. Así es como he creado la Super Nintendo Smaaaash !!!

Parte Interna

La carcasa

Pues bien, para empezar esta parte, debo hacer referencia a la Supernes que he utilizado y “sacrificado” para realizar este sencillo proyecto. No podía, desde cualquier punto de vista, coger una Super Nintendo en funcionamiento y destriparla sin más. Esto habrá sido todo un sacrilegio y un asesinato en toda regla, ¿no creéis? Es una pena hechar a perder un objeto así. De modo que lo más sensato y normal era buscar una Super Nintendo averiada y muerta y resucitarla al igual que los sayans, los guerreros del espacio, cuando se recuperaban de una herida grave: más poderosa que nunca (que chula me ha quedado esta comparación jejejeje). Una vez tenía la consola muerta en las manos, que parece mentira lo que me costó conseguir por búsqueda y por precio (hasta aquí llega la especulación en los videojuegos retro), procedí a hacer la operación:

1. Primero se extrae toda la parte del software de la consola original y dejarla completamente pelada (no os muestro una foto de antes de desmontarla por que no me recordé jejeje, pero creo que todos sabemos cómo es una Snes, no?

20151031_165805

2. Procedí a cortar aquellos trozos de plástico que molestaban y que impedían la correcta instalación del Raspberry y para la ubicación de las salidas de los USB.

20151031_165814Parte delantera por donde se introducen los cartuchos. La parte de abajo va fuera también. Al igual que la parte de atrás.

20151031_165821

20151031_1923093. Y así es como queda al cortar las partes inferiores. Es para que la Raspberry tenga suficiente espacio y quepa bien.

20151031_1658324. Tenía que hacer sitio para los conectores USB laterales de la derecha. Esas pestañas sobraban

20151103_2121025. Un error de cálculo. Las novatadas se pagan: tuve que tapar uno de los agujeros de abajo y hacer otro en la parte de arriba. Al menos a quedado bastante bien tapado jajajaja

20151031_1921556. La Super Nes ya tenía pensadas las entradas para el “futuro” jejejeje, sólo hacen falta unas pequeñas modificaciones: hdmi, conexión a internet y fuente de alimentación por USB.

La instalación del Super Cerebro de la Bestia

Una vez ya tenemos la carcasa preparada y habilitada para el nuevo sistema que vamos a instalarle en su interior, procedemos a hacer las pruebas de cómo tiene que ir todo. Queda bonito una vez ya está todo montado y arreglado, y te dices, “esto es fácil, jajajajajaja”, pero lo que es bien cierto es que estuve un rato pensando, probando, este cable por aquí, y ahora el otro por allí, la raspberry la meto aquí y … ¡mierda! Así no puede ir … vuelvo a probar de nuevo … este lo doblo así, a aquel le doy la vuelta por allí para que aquel otro pueda pasar por debajo … en fin, ya me entendéis ¿verdad? jajajajaja fue un poco más complicado de lo que pensaba, pero al final no fue para tanto y, la verdad sea dicha, me lo pasé muy bien probando, haciendo y deshaciendo. No me enrollo más. Aquí van unas fotos del montaje del nuevo sistema central de nuestra Supernes:

20151103_2120207. Queda todo guapo así a primera vista, ¿verdad? Pues no sale a la primera no … jajajaja

20151103_2120278. Realmente pienso que para ser la primera vez que lo hago no ha quedado nada mal, ¿no?

20151103_2121169. Lo que os decía, las entradas justas para hoy en día hahahaha

20151103_21204510. Un poco de suerte … delante no hay que hacer nada especial: las entradas originales son perfectas para la anchura de los USB. Los agujeros que quedan, los tapé con plástico … una donación para la ocasión de una caja de un juego de pc que tenía por casa muerto de risa. Aquet plástico me ha venido de perlas, pues es fácil de trabajar y puedes pegar dos o tres trozos iguales para que sea más resistente.

La pintura

Un vez llegamos a este apartado, te das cuenta que es más complicado de lo que parece al principio … no por el hecho de pintarla, no, sino por el hecho de elegir de qué colores la vas a pintar. Bueno, yo había pensado en hacerla con los colores originales de Nintendo (negro, gris y rojo), pero realmente lo que quería es que fuera diferente a todas … y pensé: “Joder, no he visto nunca una Super Nintendo blanca y azul “y … ¡bingo! Decidí enseguida que la haría con esta combinación de colores. Y ciertamente a quedado mucho más chula de lo que pensaba. ¡Mucho más! Estoy contento y satisfecho de que, al menos para mí (que es lo realmente importa jajajajaja), acerté con la elección de los colores. ¿Pasos que he seguido? Fácil: primero una pasada de lija muuuy fina a toda la consola y componentes más pequeños para que la pintura coja bien. Segundo, lavar con agua caliente y jabón líquido la consola y demás piezas más pequeñas. Así quitas el polvo del lijado y la roña del paso del tiempo jejejeje. Tercero, un pasada de imprimación en spray para que la pintura agarre bien de verdad. Cuarto, comienzo a pintar, primero una capa más fina y que no se notaba mucho, la segunda capa ya para pintarla toda, y la tercera capa para que tenga más pintura (en spray también claro) y quede más sólida. Y quinto y último, un pase de laca o brillo (también en spray) para que quede un punto más brillante y más protegida frente a posibles golpes y rozaduras por el uso … a todo esto, decir que entre capa y capa de cada pasada me esperaba una hora o más. Las cosas o se hacen bien o no se hacen jajajaja creedme, si vais a hacerlo alguna vez, os recomiendo que esperéis al menos un hora entre capa y capa. ¡Lo agradeceréis! Y la consola también. Ahí van las fotos:

20151105_20201011. Aquí tenemos todas las piezas a pintar y que serán visibles, excepto una … ¿sabéis decir cual ?? jajajaja

20151106_00572612. Aquí tenemos las partes blancas después de la segunda pasada. Al menos, ya no se ve ese color amarillento tan feo …

20151106_00573613. Y aquí tenemos las partes que van de azul.

Una vez todo pintado y seco, procedemos a hacer de nuevo la instalación que ya habíamos programado antes de pintarla. Se debe tener en cuenta, que las entradas hechas (hdmi, internet, alimentación y los cuatro usb), se han de quedar fuertes y sólidas. No podemos dejarlas flojas y que cuando metas un cable se meta el conector dentro de la consola, ¿no? Había pensado en utilizar pegamento, pero gracias a la forma de la Super Nes ya la distribución de ciertos plásticos en el interior de ella, vi que lo podía hacer con bridas, de forma que queda bien fuerte y si se quiere alguna vez, se puede volver a desmontar todo sin más problemas:

20151106_21300114. No se ve donde van enganchadas, pero os aseguro que queda bien fuerte y amarrado.

20151106_21295515. Aquí sí que se ve bien donde van engachadas las bridas, en esta especie de “pilar” interior de la Super Nes.

Resultado final

Y ahora ya, después de tenerlo todo listo y a punto, este es el resultado final. Aquí tenéis el nuevo Super Cerebro de la Bestia. La Super Nintendo Smaaaashh !!

20151119_11313016. ¿A que ha quedado bonita? Me encanta jajajaja

20151125_15551117. ¿Con los pads de la Saturn? Siiii!!! jajajaja se que a mucho no les gustará, pero es lo que mola de todo esto, que puedes utilizar los pads o arcade sticks que quieras. He utilizado estos, porque para mí los pads de la Saturn son los mejores pads del mundo para jugar a juegos en 2D retro de los 80 y 90…¿que no? Probadlos y ya veréis. Pero que sean originales de Sega (los dos me costaron unos 25 € en internet): el tacto de la cruceta es brutal y super cómodo, y los botones son una delicia. Eso sí repito, para juegos en 2D. El complemento perfecto para la Super Nintendo Smaaaash !!

20151125_15545618. ¿Pensábais que se llamaba Smaashh!! sólo porque sí? Pues no. Ahi teneis la prueba, jajajaja Los logos metalizados, que le quedan de maravilla y están chulos de verdad, vienen desde Holanda …¡casi nada!

20151125_15452019. En definitiva, esta es mi nueva Super Nintendo. A quedado muy bonita. Y estoy super contento.

Y eso compañeros, ahora a disfrutar del nuevo centro de emulación “casi” definitivo jajajaja. Realmente no cuesta tanto hacerlo si uno se pone de verdad. Si tienes todos los componentes que hacen falta, en menos tiempo de lo que piensas puedes montarte toda una máquina emuladora de aquellos sistemas retro que tanto nos gustan. Y no hace falta decir, que la sensación que se tiene al jugar a aquellos juegos desde una consola clásica de las que hemos amado desde siempre, en una televisión hdmi, con los mandos con cable igual que antes, y juegos que aquella consola no podía ni soñar en hacer correr por sus circuitos, es totalmente única y genial. Y piensa, que gracias al reducido tamaño de la raspberry, puedes utilizar cualquier carcasa de la consola que más quieras (claro, se recomienda que sea de los 80 y 90, no más, más que nada por el tema de la nostalgia y tal): Atari 2600, Nes, Master System, Mega Drive, Super Nes, Neo Geo, PSX … eso ya al gusto de cada uno, Espero que os guste el resultado final y que al leer el reportaje lo hayáis pasado la mitad que de bien que yo al construirla, que ya es bastante jajajajaja.

Hasta la próxima!!!

Comments

  1. Ostres, quina passada… I m’encanta el resultat de la pintura! No fa gaire em vaig muntar un PC nou amb peces que em van donar (peces bastant bones per a jugar a jocs de PS3 vull dir, tot i que els de nova generació suposo que ja me’ls perdo), però com no tenia pasta per a comprar-li una supertorre, la vaig pintar (vermell i negre) i em va encantar el resultat. Em vaig comprar una PSX a preu de saldo que feia fàstic de mirar però que netejant i pintant (encara em queda pintura) segur que queda genial, i amb tot el que ofereix la Raspberry Pi, un tutorial de Retropie que ja tinc vist més l’inspiració d’aquesta Super Nintendo Smash… Potser m’acabo comprant una (he de pensar on ficar-la) només per a aprofitar tot això.

    Gràcies per tota aquesta inspiració!

  2. Home, Rokuso3, m’alegre de que t’agrade hahahaha la veritat es que mola molt quan t’hi fiquis en feïna i a la fi quan hi veus els resultats et quedes molt satisfet. Almenys jo si que ho vaig estar. Malauradament m’he vist obligat a vendre la Super Nintendo Smaaaash, però tan prompte puga tinc que fer-ne un altra…de moment ja tinc una snes feta malbé aquí a casa, i una Mega Drive 2…no se quina de les dos fer…anirem pensant…hehehe.

    I això, si et fas avant a la fi m’agradaria veure el teu resultat noi!! Que aquestes coses molen molt hahaha.
    Vinga, fins prompte.

Deja un comentario