Tanto el CEO como la cúpula directiva de OldSchoolGames lo tienen claro: para impulsar las visitas a la web hay que incorporar una redactora! El problema con el que se han encontrado es que yo era la única opción, así que se han tenido que conformar (y lo mismo vosotros buahaha).

No os haré una presentación de mi persona explicando si me gustan o no los videojuegos, pero si una breve explicación de lo que voy a intentar escribir en este rincón de Internet: como que aquí todo el mundo se mete a hablar de juegos muy molones que yo no he probado en la vida, los jugaré por primera vez y os contaré mi experiencia descubriendo los clásicos, basada en el punto de vista actual y no en los recuerdos de la época de Karate Kid.

He escogido este juego porque me ha dado la gana varios motivos. Me apetecía jugar a un RPG de la SNES, y los dos candidatos con más números eran el Chrono Trigger y el Seiken Densetsu 3. Como de este último hablamos hace poco, pues la balanza se decantó por el primero. No se puede hablar de Chrono Trigger sin explicar quién lo ha hecho: “Chrono Trigger fue diseñado por un grupo llamado Dream Team (Equipo de ensueño)7 o Dream Project (Proyecto de ensueño) que estaba conformado por Hironobu Sakaguchi, Kazuhiko Aoki y el compositor Nobuo Uematsu, conocidos por su trabajo en la saga Final Fantasy, y Yuuji Horii y el artista Akira Toriyama, conocidos por su trabajo en la saga Dragon Quest, y particularmente este último, por el manga Dragon Ball.” (Wikipedia).

Cargados de originalidad, empezamos el juego encarnando un protagonista macho con espada. Paseamos por la feria del pueblo, conocemos a una chica, nuestra amiga Bulma Lucca nos enreda en un aparato que nos hace viajar por el tiempo y ya la hemos liado. Aunque el argumento no es para escribir una novela (digo esto sin haberlo terminado, tal vez en la segunda parte del artículo me rectifico), la originalidad se manifiesta en la ambientación Toriyama de todo el juego. El equipo de protagonistas es muy heterogéneo y todo el mundo tiene su dosis de carisma.

Los juegos son para divertirse y Chrono Trigger es muy divertido. Llevo 10 horas de juego (tengo entendido que el juego son unas 20) y todavía no he escapado de ningún combate. Las luchas son divertidas por muchas razones. Los combates por turnos son en el mismo escenario por el que haces la exploración habitual de RPG (nos encontramos los enemigos, los vemos venir), y tanto los protagonistas como los enemigos van cambiando de posición, aportando variedad visual y mejorando la jugabilidad (hay un montón de ataques de área o de línea donde este aspecto es clave). Empezamos el juego con el típico ataque básico y las técnicas de cada personaje, pero más adelante aprendemos técnicas que combinan varios miembros del equipo, haciéndolo más visual y divertido. El progreso de los personajes es más bien típico. Subimos de nivel para aumentar las estadísticas y ganamos puntos de habilidad para aprender nuevas skills. Nos equipamos objetos que encontramos o compramos, muchos asignados a personajes concretos. Por último, cuando ya llevas unas horas de juego te introducen la magia. Cada personaje es de un elemento y con este detalle se aporta el toque final a la complejidad de los combates (ya sabéis, piedra-papel-tijera o fuego-agua-planta).

Los gráficos me han sorprendido positivamente. Hay mucha diversidad en los escenarios (viajar por el tiempo ayuda a que argumentalmente esto tenga sentido), los enemigos son originales, las animaciones de los ataques están bien hechas, va cambiando el aspecto del arma que tenemos equipada… Y todo acompañado de una banda sonora a la altura. A la SNES siempre le ha gustado fardar de sonido y aquí es evidente tanto en las canciones como en el más simple ruidito satisfactorio de mover el cursor por el menú.

Me lo estoy pasando teta. Me encantan los personajes, los combates y los gráficos. Stay tuned para la segunda parte, donde os contaré mis conclusiones después de completar el juego!

Deja un comentario